Regalos de la Tierra

La tierra no nos pide mucho, pero cuida por todo.

El cactus nunca mendiga agua, pero nos da pitayas jugosas.

La palmera datilera no necesita azucar, pero produce datiles con el sabor de la miel.

Las lagunas no requiren tranquilidad, pero con cada olita nos regalan la armonía.

Cuando el sol sale y la niebla escapa, el rocío se evapora y libera el aroma de las flores.

Em cambio, los pájaros cantan canciones de gratitud, y recibemos el regalo del color en el cielo.

Como la tierra exhala, el viento sopla a través de las hojas, y las mariposas escuchan.

Escuchan, y bailan al ritmo del viento.

Viento. Un regalo de la tierra que ayuda los pelícanos a emigrar al sur, un regalo que dispersa las semillas de las plantas, que empuja veleros por el mar, que talla montañas, que genera energía para los pueblos. Pero el viento no quiere nada a cambio. El viento solamente da.

Dejarnos disfrutar los regalos.

Permite que las montañas te den respuestas, aunque no te hagan preguntas.

Somos regalos de la tierra.

4 thoughts on “Regalos de la Tierra

  1. Very poetic! Great that you keep us posted on your adventures!

    Like

  2. Precioso querido Danielito!!

    Like

  3. Precioso querido Danielito!!

    Like

  4. Gracias hijo querido, es una linda reflexión acerca de la vida y la Tierra, estoy muy orgullosa de ti. Tú eres un regalo de la Tierra y el Universo para mi.
    Tú Mamá

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close